jueves. 30.06.2022
Proyectos municipales sin ejecutar

Balance de los presupuestos participativos en León: un año para adjudicar media docena de aparatos de gimnasia y ocho mesas

El Ayuntamiento encarga el equipamiento de La Lastra que votaron los vecinos en 2021
                      El parque Juan Pablo II se ubica en la parte trasera de la nueva iglesia del barrio de La Lastra. RAMIRO
El parque Juan Pablo II se ubica en la parte trasera de la nueva iglesia del barrio de La Lastra. RAMIRO

El domingo se cierra el plazo para las votaciones de los presupuestos participativos del Ayuntamiento. Pero un año después de que se resolviera la votación anterior, de la que hizo bandera de gestión, el equipo de gobierno del consistorio de la capital leonesa apenas ha sido capaz de iniciar las obras de uno de los proyectos, los pasos de peatones con iluminación de la avenida Mariano Andrés, mientras que los vestuarios de La Granja esperan aún turno de licitación. La tercera de las iniciativas, que se vendió como un «equipamiento deportivo» para el barrio de La Lastra, acaba de adjudicarse doce meses después con una factura de 34.934,98 euros para colocar un circuito de calistenia, media docena de aparatos de gimnasia biosaludable y ocho mesas de picnic.

El proyecto se asentará en el parque de Juan Pablo II para dar contestación a una de las propuestas planteadas y votadas por los vecinos de La Lastra. El barrio, uno de los más reivindicativos y críticos por la falta de respuesta a sus peticiones, contará al fin con un espacio deportivo dentro de una parcela que se inauguró en 2011, pero que no ha pasado de zona verde.

En este espacio se construirá un circuito de calistenia, similar a los que hay en Papalaguinda, Eras de Renueva o La Granja, donde se inauguró el último a finales de diciembre. Estos aparatos ocuparán «una superficie total de intervención de 183,25 metros cuadrados, de los cuales 80,45 tendrán pavimento de seguridad», como se cita en los pliegos del proyecto. El «conjunto deportivo», como se denomina, dispondrá de «capacidad para reunir a 9 personas» que realicen «ejercicio simultáneamente» para desarrollar «diferentes capacidades físicas como la fuerza, la flexibilidad, la resistencia muscular, la coordinación y el equilibrio», además de que contará con «diferentes alturas de barras para iniciación al street workout».

El equipamiento tendrá su continuidad en la zona de aparatos biosaludables. El documento técnico reseña que se colocarán al menos seis: uno para desarrollar «el funcionamiento muscular de la cintura y la espalda»; otro para «el fortalecimiento de los brazos»; otro para «la columna y la cadera» mediante el movimiento de péndulo; otro para «los abdominales y lumbares»; además de barras paralelas, un remo y un andador para ejercitar las piernas.

El conjunto se rematará con la instalación de ocho «mesas de picnic» a lo largo del parque, que se enmarca entre las avenidas Juan Pablo II y 8 de marzo, justo en la zona trasera de la nueva iglesia de La Lastra. Para verlo hecho realidad, ahora, queda que la tramitación se cierre con la adjudicación definitiva por parte de la junta de gobierno. Si no hay nuevos retrasos, antes de final de este mes quedará resuelto el paso administrativo para que comiencen los trabajos de instalación y se ejecuten en verano. Para el otoño debería estar listo el equipamiento deportivo aprobado un año y medio antes.

Balance de los presupuestos participativos en León: un año para adjudicar media docena...