domingo 29/5/22
Ganadería

La Junta estudia indultar a las 140 vacas de Lario

La decisión, después de que una res diera positivo en tuberculosis, se tomará el miércoles: el sacrificio de los animales el jueves o iniciar el lunes una cuarentena para descartar contagios
Lario
Daniel Puerta, con su ganado en los terrenos de Lario. CAMPOS

La Junta de Castilla y león estudia llevar a cabo un análisis a las 140 reses del ganadero de Lario Daniel Puerta quien hace unos días pedía a través el Diario de León que les diesen una segunda oportunidad a sus reses, después de que se detectase un positivo de tuberculosis en su ganadería. La resolución final se sabrá el próximo miércoles donde se decidirá si habrá vaciado de la explotación y el sacrificio de todas las reses o si finalmente el ganadero conservaría las 140 reses. 

«Se están haciendo más pruebas y se está estudiando el tema. El miércoles se sabrá fijo si se sacrifican las vacas, lo que se produciría el jueves llevándolas al matadero o por el contrario habría que realizar el siguiente lunes un saneamiento otra vez», según Puerta, quien señala que desde la Unidad Veterinaria aún no hay nada confirmado. 

De confirmase un nuevo saneamiento, los animales permanecería en los pastos de Lario en cuarentena hasta conocerse los resultados de la medida para conocer si hay algún animal más contagiado. «En el saneamiento del 28 de marzo las vacas estaban todas bien», recuerda Puerta quien matiza que desde el servicio sanitario de Riaño «están luchando y peleando para que no se maten las vacas. Gracias a ellos hay una posibilidad para que no se sacrifiquen los animales». 

Las 140 reses de Daniel Puerta nunca han mantenido contacto con otras reses por lo que la cuarentena sería fácil de hacer y facilita un mejor control de los animales y su posterior saneamiento. Ahora todo depende de que se anule la orden del vaciado de la explotación y se ponga en marcha un nuevo pinchado de los animales para ver si son positivas en tuberculosis. «Albergamos un mínima posibilidad de que no se mate a los animales y podamos salvar esta explotación».

Lario2

El malestar de Puerta y de todos los ganaderos es que por un positivo se sacrifique toda una explotación. Entienden que lo normal es que se hiciese una prueba a todas las reses y salvar a las que no den positivas después de un periodo de cuarentena. Es lo que sucede en otras autonomías menos en Castilla y León. 

Remarcan los ganaderos que ninguno de ellos quiere tener reses enfermas, pero habría que analizarlas a todas. Pone el ejemplo de un mismo caso de un ganadero de Burón donde después de un positivo en el sacrificio den el matadero se comprobó que todas las vacas, menos la positiva, habían salido bien. 

«Las miran cuando ya han matado a las reses. Que lo hagan en vida y salven a las que están bien. La segunda oportunidad que dan a las vacas es cuando ya están muertas. Esto no hay quien lo entienda», relata el ganadero de Lario, quien insta a que se haga una prueba a las reses en sangre, la interferón, para salvar las que no den positivas. «El vaciado debería ser la última opción», señala.

Otro de los temas se surgen cuando aparecen casos de tuberculosis es que los contagios vienen por los animales salvajes. Lo que tienen muy claro los ganaderos de la montaña es que la tuberculosis la trasmiten los animales salvajes ya que son los únicos con los que comparten pastos, las piedras de la sal y por el invierno los comederos.

Además cuando hay un vaciado otro de los grandes problemas con los que se encuentra el ganadero es tener que acostumbrar a las nuevas reses a la explotación y los pastos. Enseñarlas los puertos y donde tienen que sestear, concretar.

La Junta estudia indultar a las 140 vacas de Lario
Comentarios