sábado. 28.01.2023
undefined
Burundanga o estramonio, la planta de la sumisión. DL

¿Qué es la burundanga? ¿Puede matar? ¿Qué ocurre en el organismo cuando se ingiere? Todas las respuestas a estas preguntas y más, a continuación.

El nombre popular de burundanga tiene origen afrocubano y significa bebedizo, brebaje o sustancia usada con fines delictivos. Aunque se ha denominado así a cualquier hipnógeno capaz de controlar a una persona y transformarla en víctima con el fin de someterla, es más frecuente que se llame así a la escopolamina, también conocida como hioscina.

El último suceso conocido en España en relación con el uso de la burundanga con fines delictivos tiene como protagonista a una mujer que ha sido detenida en León por la Guardia Civil acusada de envenenar con esta sustancia a siete hombres, tres de los cuales fueron ingresados en el Centro Hospitalario de León en estado grave, con el objetivo de robarles. Si bien, la joven es inimputable, como ha reconocido la Audiencia Provincial de León y el TSJ.

Esta sustancia se extrae de una planta conocida como Datura Stramonium, de aspecto ornamental y muy sencilla de encontrar en España y América Latina. De las ramas florece una flor blanca y acampanada y unas semillas compuestas de dos alcaloides, la hiosciamina y la escopolamina.

En dosis minúsculas (menos de 330 microgramos), y siempre administrada bajo estricto control médico, la escopolamina sirve para prevenir y tratar mareos y vómitos cinéticos, causados por el desplazamiento en un medio de locomoción, así como para la dilatación de la pupila en exámenes de fondo de ojo e incluso como antiespasmódico, analgésico local y antiparkinsoniano.

Sin embargo, en dosis elevadas puede ocasionar una disminución de la secreción glandular a nivel general, produciendo sequedad de la piel y mucosas, sed, dificultad para deglutir o hablar, pupilas dilatadas y visión borrosa.

Su consumo descontrolado aumenta la frecuencia cardiaca, y dosis muy altas pueden desencadenar arritmias, taquicardia severa, fibrilación, insuficiencia respiratoria, delirios y psicosis, parálisis, estupor, colapso vascular e incluso la muerte. La escopolamina empieza a presentar riesgo mortal con unos 10 miligramos en niños y 100 miligramos en adultos.

Esta sustancia se absorbe muy bien en el tracto grastrointestinal, y su administración suele darse por vía oral, normalmente disuelta en una bebida. También es factible que sea inhalada o administrada por vía transdérmica (a través de parches).

Una vez en el sistema nervioso central, la escopolamina ocasiona un estado de pasividad completa de la persona con actitud de automatismo, que recibe y ejecuta órdenes sin mostrar oposición, y además presenta amnesia, por lo que la víctima no recuerda completamente qué ocurrió mientras estaba drogada.

Su máximo efecto se alcanza durante las tres primeras horas tras la administración y cede paulatinamente, aunque la sintomatología se mantiene durante varias horas más. En sangre desaparece en menos de seis horas y en orina, en doce.

¿Qué es la burundanga? ¿Puede matar?
Comentarios