domingo. 29.01.2023
UNIVERSIDAD

Tudanca boicotea la Facultad de Medicina frente al consenso político y social logrado en León

El líder de los socialistas de Castilla y León reclama para Burgos el grado
                      Manifestantes en la plaza de San Marcelo durante la celebración del pleno en el que se aprobó por unanimidad respaldar el grado. DL
Manifestantes en la plaza de San Marcelo durante la celebración del pleno en el que se aprobó por unanimidad respaldar el grado. DL

A la posibilidad de que León acoja la tan ansiada Facultad de Medicina le ha salido otro enemigo. Ahora, ante el frente común de la sociedad leonesa, la instituciones locales y la propia Universidad de León, el líder de los socialistas de Castilla y León, Luis Tudanca, anuncia que su partido trasladará a las Cortes de Castilla y León una iniciativa de apoyo a la creación de una Facultad de Medicina en Burgos.

Pese a que en los ayuntamientos de León, incluido el de la capital gobernado por el PSOE, ya se han empezando a debatir mociones para exigir a la Junta y a la Consejería de Educación que dé licencia a la Universidad de León para poder impartir este grado, Tudanca, quien participó en la Comisión Interparlamentaria de los socialistas burgaleses, sostuvo que «Burgos merece una Facultad de Medicina» porque tiene capacidad para acogerla y existen numerosas carencias de profesionales en el sistema público.

A contracorriente

El PSOECyL llevará a las Cortes una iniciativa para crear la facultad en el campus burgalés

Frente al anuncio de Tudanca, el Pleno del Ayuntamiento de León reclamó a la Junta la implantación de la Facultad de Medicina en la Universidad de León. Con unanimidad de todos los grupos, mientras se desarrollaban en la plaza de San Marcelo una movilización ciudadana a favor de este grado educativo. En defensa de la propuesta, la UPL destacó que no había disculpas en la Junta para no apoyar esta iniciativa. «En Andalucía, siete de las ocho provincias tienen una Facultad de Medicina».

La de León es una reivindicación ya histórica, con más de dos décadas de demanda y que el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, volvió a reiterar ante la consejera de Educación, Rocío Lucas, en la apertura de este curso académico. Durante la sesión plenaria, el PP pidió que no se dé a esta reclamación un enfoque político a la demanda ni tampoco populista, mientras la moción aprobada ayer se suma a reclamación de esta facultad.

8 provincias, 7 títulos

Todos los partidos de la capital leonesa dan su apoyo al grado y recuerdan el caso andaluz

Una reclamación que las Juventudes Socialistas de León respaldan con una recogida de firmas que iniciaron a mediados de mes en el Campups de Vegazana, para seguir reclamando apoyos para la Facultad de Medicina. El municipio de Cuadros fue el primero en aprobar la moción para exigir el grado a la Junta. Una iniciativa que cuenta con el respaldo de empresarios, sindicatos, instituciones, los partidos políticos —incluido el PSOE— y el propio el presidente de Colegio de Médicos de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, quien ya se ha reunido con el rector leonés, ha dado su apoyo a la creación de la Facultad de Medicina, que vendría a reforzar el papel de las Ciencias de la Salud en la Universidad de León. En los últimos cursos los títulos de Enfermería, Fiosioterapia y Podología se están convirtiendo en un tractor a la hora de captar alumnos y curso tras curso están entre los más demandados.

Pese al contexto que se vive en León y que se ha hecho extensivo a toda la comunidad autónoma, con reacciones también del rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, el líder autonómico socialista reiteró que la Facultad de Medicina se trata de una «reivindicación unánime» de toda la sociedad burgalesa y, hasta las pasadas elecciones autonómicas, también del ahora consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. En este sentido, lamentó que éste «se le olvidara» dicha reivindicación tras alcanzar el puesto para negar ahora su necesidad con «argumentos falsos», basados en un problema de plazas MIR y no de facultativos.

Luis Tudanca dejó claro que el problema no radica en los profesionales que poseen este título, cuyas plazas se han incrementado un 33%, sino en que no hay médicos y los que hay no quieren trabajar en Castilla y León. «Es un problema de la Junta», precisó. En este sentido, reafirmó su apoyo a dotar a la Universidad de Burgos del título de Medicina, una cuestión que quiso vincular a los «avances» que registra la provincia «sólo cuando gobierna el PSOE».

Tudanca se refiriró también a la negativa reiterada de la Junta de Castilla y León a autorizar la implantación del grado de Medicina en la Universidad de Burgos. «No es casualidad», opinó, antes de relacionar esta negativa como la pérdida de 5.000 alumnos en los últimos cinco años en las universidades públicas de Castilla y León, mientras aumentan en 6.000 en las privadas, porque «el Gobierno de Mañueco favorece a las universidades privadas y perjudica a las públicas»

Tudanca boicotea la Facultad de Medicina frente al consenso político y social logrado...
Comentarios