domingo. 05.02.2023

La Universidad busca la autosuficiencia energética para eludir una factura de 7 M€

Los ingenieros de la ULE trabajan en un proyecto para instalar placas solares en los edificios que integran los campus
Placas solares instaladas en un edificio de la provincia. MARCIANO PÉREZ
Placas solares instaladas en un edificio de la provincia. MARCIANO PÉREZ

La Universidad de León cuenta con dos campus, el de León y Ponferrada, y diversas zonas asociadas entre los que se reparten medio centenar de edificios, entre ellos las catorce escuelas y facultades en las que se forman los alumnos. El suministro energético, de luz y gas —que nutre los sistemas de calefacción— elevará la factura anual, según lo cálculos del rector, Juan Francisco García Marín, por encima de los siete millones de euros ante la situación actual de encarecimiento del suministro, que suponen «más de cuatro millones de euros respecto al año pasado». La crisis energética actual ha sido el detonante para un proyecto en el que la Universidad de León lleva trabajando algún tiempo a fin de conseguir ser autosuficiente energéticamente.

El vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, Ramón Ángel Fernández, señala que el equipo de ingenieros de la institución académica trabaja en el proyecto para diseñar una red de placas solares que permitan a la Universidad generar su propia energía a fin de poder rebajar esa factura —con una media sólo en electricidad hace unos años por encima del millón del euros— y hacer frente a la demanda energética de sus edificios, algunos de ellos con altas exigencias las 24 horas del día como el CPD o los laboratorios.

«Tenemos prisa por la urgencia, pero es un proyecto que exige mucha precaución porque es muy complejo. Queremos que sea compatible al máximo nivel y hay que pensar y hacer muchos cálculos», explica el vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad para añadir que el objetivo principal es «cubrir la máxima potencia y lo antes posible». La calefacción y el suministro eléctrico del medio centenar de edificios que integran los dos campus superará en la próxima factura los siete millones de euros y la Universidad avanza en el análisis de los tejados y las cubiertas de los edificios para concretar cuáles son las más adecuadas y qué posición será mejor colocar las placas solares a fin de que cubran mejor las demandas del complejo de edificios universitarios.

El proyecto contempla actuaciones en los dos campus y, en una somera estimación inicial, el coste rondaría los seis millones de euros, pero «la idea es conseguir una amortización rápida». Entre el análisis que están realizando los ingenieros están los tejados aptos para la instalación de las placas solares o su inclinación, ya que aunque es en verano cuando más se puede aprovechar la energía del sol, sin embargo es en estos meses cuando los campus están más vacíos por las vacaciones y se necesita menos energía en la Universidad.

Placas solares
La primera estimación arrojaba una inversión de seis millones y la ULE busca una amortización rápida

La institución académica tampoco cierra el proyecto a la incorporación de otras energías limpias a fin «de seguir reduciendo la factura», aunque inicialmente las placas solares son las protagonistas de esta iniciativa para que la Universidad «sea lo más autosuficiente posible».

La escuela de Minas, donde se imparte además la titulación de Energía y con gran impulso de las energías limpias, ya cuenta con equipos que se dedican tanto a la investigación como a la docencia además de suministrar energía al propio edificio ubicado en el Campus de Vegazana. El proyecto general también contemplará cómo integrar este modelo piloto de Minas, que ya ha conseguido rebajar sus costes.

«El problema es la inestabilidad de los precios», remarca Ramón Ángel Fernández, quien al igual que el rector avanza que la factura de este año podría duplicarse o incluso triplicarse respecto al ejercicio anterior. «A ver de dónde detraemos el dinero que ahora tendremos que destinar a la electricidad y al gas», avanza Juan Francisco García Marín.

De momento, la Universidad de León se ha adherido al acuerdo marco de la Junta de Castilla y León para conseguir una factura de energía eléctrica a mejor precio, aunque como señalan Fernández y Marín el precio de licitación del suministro será de 3,8 millones de euros «y el del gas será aún más caro tal y como está la situación actual.

La Universidad busca la autosuficiencia energética para eludir una factura de 7 M€
Comentarios