jueves. 30.06.2022

El vicepresidente de la Junta reniega de las autonomías: "Ha derivado en una estafa"

- El líder de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo, defiende la centralización de competencias

- "Las nacionalidades no son más que un eufemismo para ocultar o sedar el independentismo disfrazado desde hace 44 años", ha dicho

undefined
El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, comparece este lunes en Valladolid ante la Comisión de Presidencia del Parlamento autonómico para analizar sus planes de legislatura. R. GARCÍA

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y líder de Vox en esta Comunidad, Juan García-Gallardo, ha defendido este lunes la necesidad de una "centralización de competencias" que garantice la igualdad de los españoles, frente a un modelo de las autonomías que en su opinión ha derivado en una "estafa" y una "ruina" para los ciudadanos.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Presidencia de las Cortes de Castilla y León, García-Gallardo ha reconocido que no disponen de las mayorías necesarias para modificar esa organización territorial plasmada en la Constitución, pero se ha mostrado partidario de hacerlo en caso de contar con ella, convencido de que "las nacionalidades no son más que un eufemismo para ocultar o sedar el independentismo disfrazado desde hace 44 años".

"Vox no quiere construir nuevas naciones, ni inventarse nacionalidades", ha remarcado el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, crítico con un "independentismo fomentado por los sucesivos gobiernos centrales, por acción y por omisión; pensando, quizás, que esos afanes separatistas se podían contener con dinero y con transferencias".

Para García-Gallardo esta deriva de "desintegración progresiva del propio Estado" supone "un engaño para todos, una estafa para España, la ruina para los españoles".
El vicepresidente ha afirmado que "los hechos son tozudos" y se ha mostrado convencido de que "cada vez más personas creen que las autonomías son un lujo que no nos podemos permitir" y las perciben como "una fuente de desigualdades, y de enfrentamiento entre españoles, que merman las capacidades de progreso de la nación".

Ha cargado contra la "tergiversación de la historia, el adoctrinamiento separatista en las aulas y, sobre todo, el arresto domiciliario de la lengua común, en buena parte del territorio", que se ha propuesto modificar: "Somos partidarios de evoluciones y no de revoluciones", ha resumido.

"Queremos revisar la Constitución, pero jamás erradicarla ni minarla de espaldas al pueblo soberano desde dentro de las instituciones, como siguen intentando los socios del gobierno central", ha añadido sobre el mismo asunto, convencido de que quiere "reformar la casa y no demolerla, para consolidar lo mucho que tiene de bueno, como garante contrastada de nuestra convivencia". 

"Chupócteros", a los procuradores socialistas

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), ha calificado de "chupópteros" a los procuradores del PSOE y, en concreto, ha acusado a los procuradores socialistas por Salamanca del fraude de viajar juntos y pasar gastos de desplazamiento "duplicados", lo que ha pedido retirar del acta el PSOE por considerarlo "falso".

Este ha sido uno de los múltiples momentos tensos que se han vivido durante la comparecencia del vicepresidente en la Comisión de Presidencia de las Cortes de Castilla y León, que han llevado al presidente de la misma, Ramiro Ruiz Medrano (PP), a intervenir en numerosas ocasiones para llamar a la calma.

En este caso, el conflicto ha llegado cuando García-Gallardo ha contestado a la crítica del PSOE por el gasto político de su departamento pese a tener "escasas competencias", ya que el vicepresidente ha argumentado que quienes están en las Cortes para "ganar dinero" son los socialistas y en concreto se ha referido a los "procuradores de Salamanca" que viajan a las Cortes "juntitos" y "pasan la dieta" por separado, lo que ha causado que uno de los aludidos, Fernando Pablos, quien ha pedido que esa alusión fuera retirada por falsa.

"Si entre nosotros no nos respetamos, cómo vamos a pedir a los ciudadanos que nos respeten", ha argumentado el presidente de la Comisión para pedir tranquilidad en la sala, alborotada por estas alusiones cruzadas.

Pero García-Gallardo ha continuado con sus referencias y críticas al hecho de que los procuradores socialistas firmen las peticiones de documentación para "vacilar" a los ciudadanos, lo que ha generado la nueva interrupción y reproches desde la bancada socialista, molesta con estas referencias que consideran injustas.

En la parte final de la comparecencia, cuando el presidente de la comisión abre un turno para que procuradores que no hayan intervenido puedan formular preguntas concretas, el propio procurador socialista Fernando Pablos ha aclarado que se puede comprobar que en su caso viaja solo, por "decisión personal y por conciliación", por lo que le ha conminado a revisar las cámaras de acceso a la Cámara, y le ha pedido que deje de "ser tan miserable" con este tipo de afirmaciones.

En su contestación, el vicepresidente ha dicho que no se refería a él "en particular", pero ha reiterado que tiene "constancia" de que "en alguna ocasión" varios procuradores han viajado en el mismo vehículo "y han pasado la misma dieta".

Con anterioridad, García-Gallardo ha defendido la preparación de su equipo, con varios títulos universitarios en algún caso, y, aunque ha asumido que hay personas "muy inteligentes sin títulos", ha defendido ese criterio a la hora de elegir colaboradores, por encima de "las cuotas, las cremalleras y las discriminaciones positivas" hacia las mujeres: "Son ustedes los que tratan a las mujeres como a personas con discapacidad", ha respondido tras afearle el portavoz socialista una vinculación entre mujeres y discapacidad.

Con esta referencia a los títulos y la necesidad de cotizaciones al margen de la política como argumento, el socialista Fernando Pablos ha aprovechado su turno para preguntarle por la situación en que deja esa argumentación al presidente de la Junta y dirigente del PP, Alfonso Fernández Mañueco.

García-Gallardo ha preferido no contestar directamente a esa pregunta que ha calificado de "partidista e interesada" y que "no tiene que ver con lo que aquí se plantea", mientras que ha reiterado su "respeto institucional" hacia el presidente de la Junta, licenciado en Derecho.

El vicepresidente de la Junta reniega de las autonomías: "Ha derivado en una estafa"
Comentarios