jueves. 30.06.2022
Sanidad

El Hospital completa su desescalada total tras 2 años al eliminar el circuito covid en Urgencias

El Complejo Asistencial regresará esta semana a la normalidad tras suprimir el último resquicio habilitado para la pandemia
                      El servicio de Urgencias será el último en desescalar esta semana los circuitos preparados para el covid. RAMIRO
El servicio de Urgencias será el último en desescalar esta semana los circuitos preparados para el covid. RAMIRO

Dos años después de que un virus desconocido y feroz intentara poner de rodillas a los habitantes del planeta y de que la sociedad actual viviera su primera pandemia, se va abriendo paso una cierta normalidad que se mostró esquiva y escurridiza durante 24 meses. El terremoto covid sacudió los cimientos económicos, sociales y sanitarios de León, como en el resto del mundo, y para intentar frenar a sus huestes de apenas micras de tamaño el Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) se armó y rearmó en seis ocasiones agarrado a un plan para ir abriendo plantas exclusivas y aisladas de pacientes infectados en el Virgen Blanca (hasta seis pisos) y en el Hospital Monte San Isidro (con capacidad para albergar contagiados en hasta seis alas).

Las instalaciones demostraron su versatilidad y se dieron la vuelta como un calcetín empezando por la puerta de entrada a los ingresos en Urgencias, que habilitó circuitos para enfermos respiratorios y el resto de dolencias. El cribado de covid se movió al área de Rehabilitación y en Princesa Sofía se preparó una planta de cribado para pacientes no covid.

El escaso tamaño de la UCI, con 16 camas, que se mostraron insuficientes, hizo ampliar camas de críticos también a coronarias, en las unidades de reanimación e incluso en los quirófanos. Una invasión que parecía no tener fin hasta el respiro de la variante Ómicron, responsable de la gran mayoría de los casos actuales y que muestra una menor virulencia que sus congéneres anteriores. Esa circunstancia junto con el hecho de que gran parte de la población está vacunada (cerca del 93% de los mayores de 12 años) y la inmunidad grupal por las personas infectadas previamente, han permitido replantear la estrategia.

Cada unidad manda
Las camas a personas con covid se asignan en plantas según su dolencia y las que tengan menor tránsito

El Ministerio de Sanidad y la Gerencia Regional de Salud propusieron una «desescalada» en el manejo de los casos, centrando los esfuerzos en la población más vulnerable, y favoreciendo normalizar la asistencia sanitaria. De ahí que el Caule optara por suprimir hace quince días las plantas covid para volver a su funcionamiento diario casi normal y esta semana, previsiblemente el 1 de junio, el Hospital se ‘deshaga’ de su último gran resquicio anti-covid, los circuitos diferenciados para personas que llegan con problemas respiratorios y del resto de dolencias. De modo que los ingresos actuales por enfermedad a los que se detecta coronavirus se tratan con «las medidas de aislamiento adecuadas» en la propia habitación, pero no en plantas exclusivas, sino en las unidades correspondientes, indican fuentes hospitalarias. Los profesionales acuden con mascarillas FFP2 en su contacto con esos enfermos. Lo que continúa son los cribados con PCR de todos los pacientes que van a permanecer ingresados. Una prueba que se efectúa en el momento del ingreso y solo se repite en caso de aparecer nuevos datos clínicos.

Es muy importante tener en cuenta que los pacientes que tienen una prueba positiva en los 90 días previos no necesitan una nueva prueba (salvo casos sintomáticos, no vacunados o inmunodeprimidos).

La importancia de admisión

Los servicios con pacientes especialmente vulnerables (Hematología, Oncología, trasplantados…) continuarán ingresando en plantas diferentes habilitadas de forma específica. El servicio de Admisión cobra especial importancia porque debe saber identificar, «con claridad y de forma ágil», los pacientes que ingresan desde urgencias positivos, porque si no la dispersión de esos enfermos, al no existir ya plantas covid específicas, obligaría a revisar todos los ingresos. De modo que ahora en el diagnóstico de ingreso del paciente se escribe la palabra covid delante del diagnóstico por insuficiencia cardíaca, rotura de cadera, neumonía..,, siempre que es positivo. En caso de que las circunstancias epidemiológicas se modifiquen, estas medidas se podrán adaptar para mantener el menor riesgo posible de contagios.

El Hospital completa su desescalada total tras 2 años al eliminar el circuito covid en...