sábado 27/2/21
La opinión de
Pedro García Trapiello
Pedro García Trapiello Columnista político

Ojal de mujer

Por lo mismo que se dice «letra de mujer», cabe hablarse de «botón de mujer», pues si hay un universo en el que se levanta una antigua...

Letra de chica

N adie supo responder en la terracita del viernes por qué la caligrafía -esa otra huella de identidad- sí parece entender de sexos, ya...

Mirá, Maruxiña

T iene su gracia infinita que los únicos leoneses que públicamente salieron en defensa del honor e inocencia política de su paisano...

Roque, ni la toques

Temíamos que los cubos de la muralla de la Era del Moro que están  poniendo en valor  (valorando, jefe) con un pastón de mucho...

Y no aprendieron

H an liberado un gran lienzo de la muralla de León que nadie palpó de cerca con los ojos por haber estado prohibida al zapato, presa de...

Jardín vertical

Nadie inventó el jardín vertical que nos vino tan de moda a las ciudades anteayer y, por lo demás, costoso y antinatural al pavearse...

Santos Dumont

L a Virgen de los Esparavanes, reina y madre del pueblo cazurro, trajo un amanecer frío con nubes arrogantes y me libró de subir a un...

Lupa y dardo

A sí, sin aviso previo, abreviando el tránsito y burlándose de la maldición típica del tras una penosa enfermedad que hubiera sido...

Un libro libre

Cosas como la que me gusta contar de aquella biblioteca de bóveda gótica de los dominicos en su convento de Salamanca en la que había...

Pedos que matan

A nda Sócrates algo mudo últimamente; él lo llama callao, cosa bien distinta; cree que se habla demasiado, para que sobre, y que si el...

El justillo

Hace no tanto, cuando lo escaso gobernaba los días y se devolvían a las tiendas los cascos que te cobraban por adelantado, una prenda...

Carne de jergón

Una noticia breve en el Diario de Mallorca del pasado 16 nos amenizó un atardecer en el porche de una casa amiga en la Sobarriba con...

Bragas en la boca

H ay un nuevo placer bien barato que solo las mujeres entienden en su exacto cuasi orgasmo: quitarse la mascarilla al llegar a casa...

La Pandemonia

N o es la supervillana sexy de un videojuego matachín con la espetera escotadita y cartucheras, además de las propias (que vuelven a...

Las penas con trigo

Navegando por los mares de mieses que ahora son solo rastrojo con marallos de paja como rastros de novia maragata o paja enrollada en...

Esas fotos

Navegando por los media locales (leyendo la prensa del día se decía en la antigüedad), me detengo en una foto que me enternece y me...

Esto es schwingen

C uando cruzamos Riaño, Otavito reparó en el orgullo riañés de tener la única catedral de la lucha leonesa, la mejor construcción (y...

Ombligo enorme

Cuando el amor propio es cegato, los cronistas del ombligo sacan mostrador vendiendo hazañas líricas al pueblo y coartadas al poder, que...

¡Tiene alitas!

Y a tenemos otro escenario aterrador de cómo se las apaña este virus que nos trae por la calle de la Amargura, esa que nos lleva a la...

La leonera

Los leones valen mucho desde antiguo para mitos, escudos, títulos con rugido y circos donde siempre son la atracción reina , pues...