sábado 04.07.2020
La opinión de
Eduardo Aguirre
Eduardo Aguirre Periodista y escritor

Amancio es Amancio

No basta con tener nombre de pila para que se te llame por él, a Trump nadie lo llama Donald. En cambio, Amancio es Amancio. Cogí el...

Bailar no se olvida

Nos hemos quedado sin fiestas. Una pena, pero era necesario. Una pandemia no se combate a lo Gila: «¿Está el coronavirus? Que se ponga»....

Verdad y belleza

He ido a reencontrarme con los cuadros de Rafael Carralero Carabias, en la sala Provincia. Para mí no era un reencuentro más. Poco antes...

Pobre Cervantes nuestro

Me suelta un amigo: «Entrevistaste sobre un escenario a Cervantes, le habrás llamado para preguntarle qué le ha parecido que hayan...

¿Madrileños go home?

Éramos pocos y parió el lenguaje: madrileñofobia. ¿Consiste en sentir pánico a que en un cocido te sirvan primero la sopa? No, en temer...

Blues del viento

Todos tenemos una película clásica que somos el único que no la ha visto. La mía es Lo que el viento se llevó, aunque conozco su célebre...

Verde y con patas

Dicen que han visto un cocodrilo en Valladolid. «Mi marido es de Pucela y tiene un niqui Lacoste», apuntará alguna lectora con retranca...

Supina ordinariez

De nuevo, he de pedir a mis lectores menores de 10 años y mayores de 100 que esperen fuera. Hoy, debo escribir sobre unas palabras no ya...

Corazón en bancarrota

No soy un manitas. Ahora bien, que no sepa arreglar algo no significa que no me dé cuenta que necesita ser arreglado. Cuando a...

Ultimátum a la tierra

La Biblioteca Pública de León vuelve a ser ese 7º de Caballería que nos auxilia en nuestro ocio y en nuestras documentaciones. Con el...

Odioso virus del odio

Ya siente uno volver con lo del odio imperante, pero así está el patio. «Hombre, Aguirre, teniendo en cuenta que en dos de cada tres...

Póquer de gracias

Un poco fanatizado está el ambiente. «¡Libertad!», gritan algunos. Pero este confinamiento no es prisión, sino trinchera protectora. En...

Manda huevo

Un crucero choca con un iceberg y empieza a hundirse. Minutos antes, en el restaurante del barco un pasajero ha pedido un sándwich...

Escrita con tiza

A veces, al escribir la columna te queda fuera una idea, un gag, un destello… La férrea maqueta no permite pasarte ni quedarte corto....

Elogio del eco

Si uno fuese hoy estudiante de Periodismo no estaría muy preocupado por mis clases presenciales, el planeta ha quedado convertido en una...

Me conformo

Nuestra Lidia Valentín ha dicho palabras de peso, como no podía ser menos en una gran campeona internacional de halterofilia: «De mayor...

Así me luce el pelo

Me miro al espejo y no me reconozco, pronto tendré que pedirme el DNI. El pelo de la cabeza no solo me crece, se me pone farruco. Sin...

Un toque muy clásico

El día D de la desescalada me quedé en mi salón. Por respeto, el lunes tenía consulta con el traumatólogo. Según las imágenes...

Más claro, la noche

Ah, el arte de ser claro. Qué difícil. Uno en esto hace lo que puede, y aun así siempre hay quien te pregunta qué quisiste decir con eso...

Ni siquiera por sarcasmo

No sé cómo se dirá en inglés estadounidense: «¡¡Toma Jeroma, pastilla de goma!!». Si lo sabe usted, exclámelo por mí. El presidente de...